Uno de los sitios que más me gustaron de mi visita a Kyoto fue el Fushimi Inari-Taisha (伏見稲荷大社). Era sábado por la mañana cuando el marido (realmente no sé si eran matrimonio) de Yonbo-san, la señora a la que le alquilamos la habitación, nos llevó en coche a dos inquilinos más de la casa y a nosotras hasta el Fushimi Inari.

Cuando llegamos me quedé impresionada, tiene una entrada muy amplia marcada con un torii gigante. Lo único que estropeaba un poco la estampa era la cantidad de gente que había, cosa que es normal ya que estábamos en temporada alta y este es uno de los sitios más famosos de Kyoto.

Es un santuario dedicado a Inari, deidad de la fertilidad, el arroz, la agricultura… es la patrona de los comerciantes. Lo que más llama la atención del santuario son sus 1000 torii (鳥居, arco tradicional japonés que encontramos en los santuarios sintoístas), estos son donaciones que hacen los comerciantes para que su negocio sea próspero.

Hay mucha gente que conoce este santuario porque una de las escenas más conocidas de Memorias de una Geisha se grabó en uno de estos pasillos formados por torii.

Los torii van formando varios caminos que suben por el monte Inari, es decir, hay diferentes rutas, es fácil seguirlas ya que hay varios mapas por el camino. Nosotras llegamos hasta la cima, o más bien, una de las cimas, en total son unos 4 kilómetros de pasillos, sin embargo, no vimos todo, hay muchísimos sitios por los que ir y son necesarias unas cuantas horas para verlo todo.

Yo pensaba que al visitar esta montaña solamente me iba a encontrar con 1000 torii, estaba muy equivocada, pasé por santuarios, altares, un cementerio y muchísima naturaleza, entre ella un pequeño bosque de bambú. El monte Inari es increíble, nosotras, al haber ido en verano, hacía un calor terrible y el camino se hizo bastante duro, seguro que yendo en otoño o primavera la visita se disfruta todavía más.

  

Senba-tsuru (千羽鶴, mil grullas de origami para que quien las haga pueda pedir un deseo)

Por el camino había sitios donde poder tomar algo y descansar.

 

 

 

 

 

 

 

 

Pudimos ver algunos torii todavía a medio pintar.

Después de la genial pero cansada mañana, fuimos a las tiendas de recuerdos y después compramos algo de comer en un puesto callejero.

Butaman (豚まん) o también llamado Nikuman (肉まん), básicamente es un bollo relleno de carne hecho al vapor. Estaba delicioso.

Después de comer decidimos ir hasta Higashiyama para ver un poco de la zona de Gion (conocido por ser un barrio de geishas), al ser verano allí estaban de matsuri (festival tradicional) durante el mes de Julio.

Además de visitar el santuario Yasaka también estuvimos en las conocidas calles tradicionales Ninen-zaka y Sannen-zaka. Una visita bastante inesperada fue la de la pagoda de Yasaka, que no supimos que era famosa hasta que el señor de una tienda nos dijo que era un sitio emblemático de Kyoto, desde ese momento es cierto que empecé a ver fotografías de esa pagoda en montones de sitios web.

Estación de tren en Fushimi-ku, en el cartel pone Fushimi Inari en hiragana (ふしみいなり)

Yasaka Jinja (八坂神社, Santuario Yasaka)

 

Manzana con caramelo que compré en el matsuri.

Esta es la pagoda de Yasaka.

Gastos del día:

  • Postal: ¥100
  • Sello del Fushimi Inari: ¥300
  • Regalos varios: ¥1900
  • Marcapáginas de bambú: ¥300
  • Cuaderno para sellos: ¥1000
  • Nikuman: ¥200
  • Helado de matcha: ¥300
  • Paquete de Furikake (es un condimento japonés, hay de diferentes tipos): ¥594

Total: ¥4,694 (unos 35.50€) + transporte (no recuerdo cuánto era pero igual en total unos 3€ – 4€)

 

* Nota: si alguna de las fotos la ves muy saturada es porque no edité las fotos en un monitor decente, disculpas.