El lunes 10 volvimos a la rutina de las clases, al terminar fuimos a comer con dos chicas españolas, Bea y Mireia. Todavía no habíamos probado el famoso arroz con curry de Japón y siendo sincera no tenía muchas esperanzas de que me gustase ya que hasta hace unos meses el arroz no me entusiasmaba mucho.

¡Qué equivocada estaba! Fue una de las cosas más deliciosas que probé a lo largo de mi vida. En mi caso pedí un arroz con curry y huevo. Lo que yo no sabía es que eres tú el que elige la cantidad de arroz y de picante (al menos en este sitio, como no fui a más no os aseguro que siempre sea así). Por supuesto yo pedí que no fuese picante y de cantidad de arroz elegí 200 gramos.

Después de la comida volvimos a casa a por una maleta. ¿Se nos fue de las manos lo del Book Off? Necesitábamos la maleta porque Karen quería comprarse la colección de One Piece y yo la de Rurouni Kenshin, uno de mis mangas favoritos.

Antes de llegar a la zona de las tiendas de repente cerraron el semáforo porque empezó a pasar mucha gente vestida con trajes tradicionales, como se acercaban las fiestas de Gion igual estaban practicando para el desfile pero tampoco estoy segura. Fue muy chulo ver a la gente, sobretodo a unos niñitos vestidos de samurai. Desgraciadamente estábamos en el otro lado de la calle y en las fotos que tengo no se aprecia mucho.

Fuimos a dos Book Off, en el primero compré solamente un omiyage. Antes de ir al otro Book Off (donde estaban los cómics de One Piece y Kenshin) pasamos por una tienda llamada Loft y me compré unas libretas muy chulas adaptadas para escribir japonés. Luego entramos por primera vez en una tienda de ¥100, donde absolutamente todo cuesta 100 yenes (más impuestos). Allí compré más regalitos y un abanico con estampado de gatitos para mí.

Ya en el otro Book Off compramos cada una su colección de manga. Al final la maleta solo sirvió para llevar One Piece, imaginaos la cantidad de cómics que se compró esa mujer.

Esta es la colección entera de Rurouni Kenshi, en español tengo la edición nueva así que me encata tener la edición antigua en japonés. (Al precio que aparece en la pegatina todavía había que descontarle el 30%)

Para volver a casa decidimos ir en tren o metro porque era una locura ir andando con todo ese peso. Como no sabíamos dónde estaba la estación más cercana, un señor muy amable y simpático acabó acompañándonos, lo mismo que nos pasó el día que llegamos a Japón.

Gastos:

  • Omiyage: ¥3,500
  • Omiyage: ¥108
  • Rurouni Kenshin: ¥1680
  • Regalillos de la tienda de 100 yenes: ¥540
  • Abanico: ¥108
  • Onigiri x2: ¥176
  • Cuadernos x3: ¥583
  • Arroz con curry: ¥566
  • Transporte: entre ¥200 (entre 190 y 210, no lo recuerdo)

Total: ¥7461 (57.63 €)

Estos días en los que gasto más dinero me siento bastante mal pero luego sumo el total de lo gastado y creo que estoy administrando bien el dinero.