El jueves fui de nuevo a clase, tenemos clase de lunes a viernes, y salí muy disgustada. Las dos primeras clases fueron demasiado sencillas, incluso tuvimos que repasar los números del 0 al 10, cosa que estudias en tu primer año de japonés. No entiendo porque hacen ese tipo de cosas, si estamos en la clase de Básico II, supuestamente es porque tenemos una base.

Las siguientes dos clases fueron de nuevo hacer origami, sí, está muy bien para hacer en mi casa, o como una actividad extraescolar, pero yo solamente estoy un mes en Japón y no quiero desperdiciarlo haciendo grullas de papel.

kabuto (casco tradicional japonés, 兜) y shuriken (手裏剣).

Karen conoció a un chico griego que está estudiando en nuestra escuela y él le dijo que no hace origami, que hace todo gramática, kanji y conversación. Resulta que él está en otro tipo de curso. A nosotras nadie nos dio a elegir, yo me imagino que para un mes solo está la opción del curso general, que es el nuestro.

Después de las clases fui a comer con Karen, tres chicas taiwanesas y una española a un sitio que hay cerquita de la academia que se llama Art Cafe. De hecho los primeros días subí una foto del sitio que saqué desde fuera. No tengo foto del interior, pero es un lugar acogedor y pequeño, tiene estanterías con algunos libros, muchas figuritas de perritos y un perro de verdad muy simpático. Yo pedí un menú que ponía que consistía en sopa, ensalada, una hamburguesa al estilo japonés, arroz y unas setitas con algo que no sé qué era.

No me considero una persona a la que le gusta mucho la carne, pero fue curioso probar esta hamburguesa, ya que no se parece en nada al sabor de las que había probado hasta ahora. Además estaba muy rica.

Después de la comida volvimos a casa y tuvimos una tarde de relax. A eso de las siete decidimos ir a comprar un dango y salsa de soja.

No había dango así que probamos esto, creo que simplemente es otro tipo de mochi pero con alga nori. No estaba malo pero tampoco me entusiasmó. Prefiero seguir siendo fiel al dango. Por cierto, en la foto se puede apreciar una de mis numerosas picaduras. >.<

Por la noche Yonbo-san nos dejó cena hecha, esta mujer es adorable. De nuevo la deliciosa okonomiyaki coreana, ensalada de pasta y además sushi coreano (kimbap, 김밥).