Este día fue el comienzo de las clases. Por lo que yo entendí, en el tipo de curso que estoy haciendo yo, hay 3 niveles: básico I, básico II e Intermedio I. A mí me colocaron en “Básico II”. Al principio me sentí un poco deprimida, porque si lo comparamos con la EOI, este año ya debería empezar 5º curso (Intermedio II).

Entré en clase a las 8:50 a.m., bueno, en realidad un pelín después de esa hora ya que llegué un poco tarde, me disculpé con un “osokunatte sumimasen” y no hubo problema.

¿Qué tal la clase? Me sentí muy confusa… la primera fotocopia que vimos traía algo de vocabulario sobre deportes, pero muy básico, nombres de deportes que ya había estudiado hace años. La primera práctica oral también fue de nivel básico, al igual que la estructura para invitar o proponer algo a alguien. Lo que salvó un poco la clase fue que después de un rato sí que vi vocabulario que no conocía, y vimos una estructura gramatical que tampoco había dado en la EOI.

¿Qué tal la profesora? Me gustó mucho, el 100% de sus explicaciones fueron en japonés, cosa que me encanta, y además se hacía entender.

¿Qué tal los compañeros? Mi compañero de mesa es un chico de Taiwán. Me hablaba todo el rato en inglés, cosa que no me gusta por dos motivos, el primero es que a mí me cuesta horrores hablar este idioma; lo segundo es que si vine a Japón es para hablar japonés, no inglés y menos en la academia. Yo decidí contestarle todo el rato en japonés para ver si cambiaba el chip y funcionó.

Tuve dos clases, dos de 45 minutos con una profesora haciendo ejercicios, y luego otras dos clases con otra profesora. En las últimas dos clases hicimos origami, al principio me sorprendió y me descolocó un poco, ya que nos puso unas diapositivas con los nombres de los colores y de los adjetivos “grande” y “pequeño”, nada acorde con el nivel que deberían dar en esa clase. Al menos mientras hacíamos origami la profesora estaba hablando todo el rato en japonés y haciéndonos preguntas, así que no sentí que hubiera estado perdiendo el tiempo, eso lo sentiría al día siguiente…

Mis grullas (つる) de origami. Tienen mucha chepa porque en la foto no estaban abiertas de todo.

Fui a comer con Karen y otra chica española que coincide con ella en una de las clases. Cuando estoy con Karen es el único momento en el que no me importa que hablemos español, pero en el resto del tiempo, ella también es de la opinión que es bueno que no nos haya tocado en la misma clase (ella está un curso por encima justo como en la EOI) y así “forzarnos” para hablar más japonés.

Fuimos al supermercado y comimos en una zona habilitada para ello, yo comí maki sushi de atún. Para el postre fuimos a una tiendita de dango que hay cerca de casa. Fue la primera vez que lo probé, pedí el clásico, y es de las cosas más deliciosas que comí en mi vida.

“Mitarashi dango”, みたらし団子. Cubierto con un sirope hecho con salsa de soja, azúcar y almidón.

Por la tarde fuimos a una de nuestras tiendas favoritas, al Book Off, a este en concreto no habíamos ido y pasamos bastante tiempo allí dentro. Me compré dos guías de Dragon Ball, una del anime y otra del manga, es de la edición de los mangas que tengo yo, así que va a quedar genial en la estantería. Además, echando un vistazo a la zona de niños (es donde puedo encontrar cosas de mi nivel) encontré El Principito (星の王子さま), así que también decidí comprarlo. Parece que me estoy gastando mucho dinero aquí, pero la verdad es que en una semana gasté menos de 100€, y con ese dinero comí y cené todos los días, entré en el Castillo de Nijo, vine desde el Aeropuerto de Kansai hasta casa y compré libros.

Vi la colección de Rurouni Kenshin por 2400 yenes, es decir, 18.48€. Vale que es de segunda mano, pero está como nueva. La tengo en castellano y en japonés debe ser muy complicada pero preciosa, sobretodo por como habla el protagonista, con lenguaje propio de los samurai.

Foto de la vuelta a casa, como siempre, un local típico japonés. Hay muchísimos pero cada uno que veo me sigue dejando alucinada, son preciosos.

Mis gastos de hoy fueron:

  • Calpis: 88
  • Gelatina: 89
  • Onigiri: 100
  • Sushi: 298
  • Dango de soja: 86
  • Dragon Ball, la guía del anime: 108
  • Dragon Ball, la guía del manga: 108
  • El Principito (esto fue lo más caro): 710

Total: 1633 (12.68€)