Sin haberlo pensado llegó el lunes, así que tuvimos que ir a la academia para hacer el examen que determinaría en qué nivel estamos. Además de eso hubo una presentación en la que nos explicaron las normas de la escuela y algunas cosas más.

¿En qué consistía el examen? Primero nos preguntaban si sabíamos algo de japonés, las cosas más básicas (nombre, nacimiento, curso…) y la gente que sabía algo iba a un aula donde le hacían una pequeña entrevista. Las preguntas variaban un poco según el profesor que te entrevistaba. A mí me preguntaron muy poquitas cosas, cosa que agradecí:

  • ¿Cuántos años estudiaste japonés?
  • ¿Qué libros utilizaste?
  • ¿Tus profesores son japoneses?
  • ¿Para qué viniste a Japón?
  • ¿Por qué estudias japonés?
  • Dentro de la cultura japonesa, ¿qué es lo que más te gusta?

Había a otras personas que les preguntaban si ya sabían katakana y hiragana (los dos silabarios japoneses), a mí no, por eso tuve que hacer un examen de los silabarios.

Además de ese examen tuve que hacer otro que estaba estructurado en 10 ejercicios y en total eran 100 preguntas. En cuanto al nivel iba desde el Noken 5 hasta el Noken 3 (El Noken es el examen de aptitud del idioma japonés). Hice lo que pude, ya que según iba avanzando se complicaba, vocabulario desconocido que no había dado y estructuras que tampoco me sonaban. Yo contesté todo lo que supe. Al día siguiente nos dirían a qué clase tendríamos que ir.

La academia me parece muy bonita, es nueva y de hecho se nota en el olor, tiene una pequeña biblioteca  con muchos libros sobre cultura japonesa, otros sobre japonés y algunos mangas.

En cuanto a la gente, los profesores parecen majísimos. De los alumnos no puedo hablar porque solamente intercambié un par de frases con una chica de Madrid. La nacionalidad que predomina es la china, pero también hay coreanos, alemanes, españoles…

Después del examen fuimos a comer a un sitio de udon (うどん, son unos fideos gruesos hechos de harina), lo que yo pedí fue koudon hiyashi (小うどん 冷やし), era udon frío y desde mi llegada a Japón fue lo que más me gustó en cuanto a comida. También pedí wafû gyûdon (和風牛丼), un bol enorme de arroz con carne de ternera al estilo japonés. No pude terminar todo el bol, era enorme, la próxima vez me pido solamente udon. Además de la comida, teníamos té verde y agua gratis, algo normal en los restaurantes japoneses.

Lo de la izquierda es el “gyûdon” y lo de la derecha es “udon”, lo del bol pequeñito rojo era para echárselo al “udon” pero no lo hice ya que en el momento no sabía muy bien qué tenía que hacer, cosas de novata…

Luego volvimos a casa y estuvimos decidiendo qué hacer, viendo el mapa de la zona en Google Maps (mi mejor amigo estos días, después del supermercado), vi que a tan solo 30 minutos a pie está el Palacio Imperial (Kyōto Gosho, 京都御所). Ya era tarde para ir a visitarlo, pero decidimos acercarnos para ver un poco dónde era.

Por el camino Karen se fijó en una pequeña librería y entramos para echar un vistazo. Vi algunos libros interesantes y pasamos un buen rato allí. Al menos a mí, las horas se me pasan volando cuando estoy hojeando libros.

Cuando llegamos al recinto del Kyōto Gosho nos sorprendió, una vez más, el contraste que hay en Japón, justo al lado estaba el McDonal’s y una iglesia evangélica, al lado de esta, un templo. Estuvimos paseando un poco por los jardines y todo era precioso, pero como se hizo de noche volvimos a casa.

Sin querer eliminé la mayoría de las fotos que saqué ayer, os dejo algunas que hice por el camino y en los jardines del Kyōto Gosho.

Restaurante de “takoyaki”.

Pasamos por una tienda de sellos, ¡chulísimo!

Esta es la única foto que tengo de ayer del jardín del Kyōto Gosho. Creo que una de las cosas que me veo obligada a fotografíar son los “tôrô” (灯籠), son unos farolillos tradicionales.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Otra de las cosas que siempre quiero inmortalizar son los “chôchin”, en este caso, farolillos de papel.

Más farolillos bonitos.

En la vuelta a casa vimos un Manga Café, ¡tengo muchas ganas de ir!

En cuanto a los gastos de este día:

  • Udon y gyûdon: ¥490
  • Gelatina con frutas: ¥89 + impuestos
  • Agua: ¥58 + impuestos

Total: ¥648 (5.05 €)