Al día siguiente de nuestra llegada, ayer, nos levantamos a eso de las diez y algo de la mañana. En la cocina nos esperaba Yonbo-san para explicarnos cómo hacer las tostadas y el té. Ella es la que nos compra pan, mermelada, mantequilla, café y té. Es súper maja y atenta.

Después de comer la tostada más grande que he visto en mi vida, nos fuimos a dar una vuelta para descubrir un poco la zona. Llegamos a un supermercado bastante grande que desde ayer se ha convertido en uno de nuestros aliados aquí en Japón. Compramos algo para comer: en mi caso fue un onigiri (お握り🍙) con umeboshi (梅干し) y alga nori. De bebida compré matcha frío.

La “umeboshi” es una ciruela encurtida de sabor bastante ácido. Me encantó.

Después fuimos a dar una vuelta, caminamos muchísimo durante toda la tarde. Vimos tiendas de yukata (浴衣), puestos de comida, tiendas de cosas kawaii

Donde más tiempo estuvimos fue en el Book off, una tienda de segunda mano que me dejó impresionada. Había leído sobre ella en internet y por eso quería ir. Hay libros, cómics, juegos, películas, ropa, merchandising…

Estos son los libros que me compré, el de Doraemon es para estudiar kanji y el de la derecha es un libro que me pareció adecuado para mi nivel en japonés, además es muy cutre. Esos personajillos son conocidos en Japón y son adorables.

Para cenar decidimos ir a un puesto de takoyaki (たこ焼き)que son unas bolitas de harina de trigo rellenas de pulpo. Estaban deliciosas y muy bien de precio.

Al volver hicimos una parada en un conbini (コンビニ) para comprar el postre. Yo me compré un dorayaki (どら焼き) y una botella de té verde frío.

Dorayaki, どら焼き

A continuación dejo más fotos del día de ayer, vimos muchísimas cosas pero mis pies están destrozados. Aún así creo que ha merecido la pena.

Book Off

Cafetería cerca de casa.

Calle cubierta muy chula con montón de tiendas.

Farolillos de papel, “chōchin” 提灯

La gente siempre me pregunta por los gastos que va a suponer estar aquí un mes. Mi gasto total de ayer fue de ¥1884, es decir, unos 14.66€. Con ese dinero compré la comida y la cena, bebida para todo el día y dos libros.